Cartas desde Iwo Jima de Clint Eastwood

Ficha técnica

Dirección: CLINT EASTWOOD
Intérpretes: KEN WATANABLE, KAZUNARI NINOMIYA, TSUYOSHI IHARA, RYO KASE, SHIDOU NAIKAMURA
Guión: PAUL HAGGIS
Producción: ROBERT LORENZ, CLINT EASTWOOD, STEVEN SPIELBERG, JAMES MURAKAMI
Fotografía: TOM STERM
Montaje: JOEL COX
Música: CLINT EASTWOOD
Duración: 141 MINUTOS
USA, 2006

Sinopsis

Hace sesenta y un años, los ejércitos norteamericano y japonés se vieron las caras en Iwo Jima. Décadas después, varios cientos de cartas son desenterradas del suelo de esa inhóspita isla. Las cartas ponen cara y voz a los hombres que allí lucharon, así como al extraordinario general que los dirigió.

Los soldados japoneses son enviados a Iwo Jima sabiendo que, con toda probabilidad, ya no regresarán. Entre ellos se encuentra Saigo, un panadero que sólo quería vivir para ver la cara de su hija recién nacida; el barón Nishi, un campeón olímpico de equitación conocido en todo el mundo por su destreza y su honor; Shimizu, un joven ex policía militar cuyo idealismo todavía no ha sido puesto a prueba por la guerra; y el teniente Ito, un estricto militar que preferiría suicidarse antes que rendirse. Al mando de la defensa se encuentra el general Tadamichi Kuribayashi, cuyos viajes a Norteamérica le han revelado la naturaleza inútil de la guerra, pero también le han proporcionado un conocimiento estratégico sobre cómo hacer frente a la imponente Armada de guerra norteamericana que se aproxima por el Pacífico.

Crítica

Cuando comenté “Banderas de nuestros padres” ya dejé claro dos cosas, que desde mi punto de vista se repiten en estas “Cartas desde Iwo Jima”. La primera es que el cine bélico como género cinematográfico está muerto: el motivo es que a la hora de enfrentarte a una película de estas características sólo puedes tender hacia el lado propagandístico o hacia el antibelicista, y de ambos ya ha habido a lo largo de la historia películas de mejor y peor calidad, con lo cual en ninguno de los dos puedes innovar especialmente. Otro detalle es que Clint Eastwood como director demuestra mejores resultados en películas intimistas que en superproducciones como una película bélica tiene que ser. Y por último está el hecho de que el género bélico tiene unos parametros sobre los que moverse y tampoco se pueden hacer grandes innovaciones sobre los mismos. Eso fue lo que me hizo decepcionarme ante “Banderas de nuestros padres”, no porque el resultado final fuera malo (que no lo era) sino porque de un director como Clint Eastwood yo esperaba algo más que aquella película no me dió.

La cosa ha cambiado un poco con “Cartas desde Iwo Jima”. El tono de este film es más intimista que el de su antecesora, el hecho de seguir durante la mayoría del relato a los soldados japoneses en Iwo Jima, con apenas unos breves flashbacks contando hechos anteriores, hace que los sentimientos de esos personajes salgan a flor de piel y en el fondo te des cuenta (como dice uno de los personajes en el tramo final) que en ambos bandos hay seres humanos y no lo que el gobierno quiere hacer creer (porque aqui también se demuestra que el gobierno ha dado la versión de los hechos que le ha dado la gana). Además Eastwood ha hecho un casting impresionante, donde no sólo destaca Ken Watanabe (el rostro más conocido de los protagonistas) sino que el resto de actores demuestran una credibilidad que en ocasiones roza el documental (a lo que también ayuda el tono con el que está filmada la película, dándole un aire a documento antiguo)

El problema está, como he indicado antes, que como película bélica no aporta nada nuevo y dentro de la vertiente antibelicista tampoco, aunque quizás el resultado final de ésta es superior a la de “Banderas de nuestros padres” por narrarnos la historia desde el punto de vista de los perdedores, en su mismo idioma y con una sensibilidad y respeto hacia Japón que sorprende viniendo de un director norteamericano como Clint Eastwood. Eso si, la duración vuelve a ser el principal handicap del film, porque si la anterior “Banderas de nuestros padres” superaba innecesariamente las dos horas, esta roza las dos horas y media (141 minutos) también de manera excesiva.

CALIFICACIÓN: ····

LO MEJOR: La labor como director de Clint Eastwood, los actores (soberbio Ken Watanabe, aunque todos los demás también están muy bien) y el tono de la historia, centrada más en los personajes que su predecesora y contándolo desde un punto de vista que al no ser muy común (el de los perdedores), es más novedoso. Además tiene una línea argumental más lineal que la anterior, con apenas unos pocos flashbacks.

LO PEOR: La excesiva duración y que no aporta ninguna novedad en el género en el que está englobada, ni como película bélica ni como antibelicista.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: