Valkiria de Bryan Singer

FICHA TÉCNICA

Título: Valkiria
Título original: Valkyrie
Dirección: Bryan Singer
País: Estados Unidos, Alemania
Año: 2008
Duración: 120 min.
Género: Thriller
Reparto: Tom Cruise, Manfred-Anton Algrang, David Bamber, Matthias Freihof, Stephen Fry, Andy Gatjen, Christian Oliver, Christopher Karl Hemeyer, Carice van Houten, Eddie Izzard, Justus Kammerer, Thomas Kretschmann, Bill Nighy, Florian Panzner, Halina Reijn, Matthias Schweighöfer, Terence Stamp, Tom Wilkinson, Julian Morris
Guión: Christopher McQuarrie, Nathan Alexander
Distribuidora: Hispano Foxfilm
Productora: United Artists, Bad Hat Harry Productions, Achte Babelsberg Film
Cásting: Roger Mussenden
Decorados: Bernhard Henrich
Dirección artística: Jan Jericho, John B. Josselyn, John Warnke, Keith Pain, Ralf Schreck, Su Whitaker
Diseño de Producción: Lilly Kilvert, Patrick Lumb, Tom Meyer
Fotografía: Newton Thomas Sigel
Montaje: John Ottman
Música: John Ottman
Productor: Bryan Singer, Charlie Woebcken, Christopher McQuarrie, Gilbert Adler, Henning Molfenter, Jeffrey Wetzel, Lee Cleary, Nathan Alexander
Productor ejecutivo: Chris Lee, Ken Kamins, Paula Wagner, Tom Cruise
Vestuario: Joanna Johnston

SINOPSIS

El coronel Stauffenberg (Tom Cruise) es un orgulloso militar y leal oficial que ama a su patria, pero que ve con horror cómo la ascensión de Hitler ha desencadenado la Segunda Guerra Mundial. Mientras continúa con su carrera militar, espera que alguien encuentre la manera de detener a Hitler antes de que Europa y Alemania queden destrozadas.

Pero al darse cuenta de que el tiempo se agota, Stauffenberg decide que debe pasar a la acción y, en 1942, intenta persuadir a los comandantes de más experiencia del frente oriental para enfrentarse y derrocar a Hitler. Después, en 1943, y mientras se recupera de las heridas sufridas en combate, Stauffenberg se une a la Resistencia Alemana, una antigua conspiración civil anti-Hitler compuesta por hombres ocultos en los máximos cargos del poder.

Este grupo conspiró para asesinar al dictador y derrocar al gobierno nazi, empleando la ingeniosa estrategia de utilizar el propio plan de emergencia de Hitler para estabilizar el gobierno en caso de su fallecimiento (la Operación Valkiria), pero eliminando en su lugar a los que estaban en el poder y paralizando el régimen hitleriano.

Con todo dispuesto, y con el futuro del mundo, el destino de millones de personas y las vidas de su mujer e hijos en la balanza, Stauffenberg se ve impulsado a pasar de ser un mero opositor de Hitler como tantos otros, a ser quien es el encargado de matarle personalmente.

CRÍTICA

El ver una película basada en un hecho histórico del que ya se conoce el final puede ser contraproducente, ya que en tal caso recae en el guión el ser lo suficientemente entretenido como para no aburrir a un espectador que sepa de antemano lo que tiene que ocurrir. Valkiria consigue dicho propósito a medias: como buen director que es Bryan Singer, algo demostrado por ejemplo en los dos títulos iniciales de la franquicia X-Men, la primera parte de la película consigue lo que podía parecer imposible, y es entretener. Pese a que sabemos que la trama llevada a cabo por los conspiradores comandados por el personaje de Tom Cruise no llegó a buen puerto (y esto no es spoiler, es simplemente Historia) la exposición inicial de los motivos y el desarrollo del plan que llevan a cabo estos personajes para asesinar a Adolf Hitler resultan creibles y estan muy bien narrados, consiguiendo mantener el suspense (en si inexistente si se sabe el final).

A ello ayudan bastante los actores, y es que como Tom Cruise sabe que sus matices interpretativos son más bien los justos, se rodea de un destacable plantel encabezado por Kenneth Branagh o Terence Stamp entre los rostros más conocidos. ¿Entonces porque la película no acaba de llegar al nivel que quizás uno esperaría? Probablemente porque en el momento en que se pone en marcha la operación ya se sabe que esta fracasó, con lo cual lo que empezó como si fuera un thriller de suspense bélico se transforma en un drama histórico no tan bien resuelto como el tramo inicial y que deja con un sabor agridulce (de hecho sería más interesante si el film jugase a los What If y nos mostrase lo que hubiera pasado de haber tenido éxito el plan. Pero como tienen que ceñirse a unos hechos históricos eso es más bien imposible…) El problema por tanto puede estar quizás en un guión que parece más bien el de una miniserie televisiva (con un mejor arranque que conclusión final), y todo ello sin desmerecer la labor tanto del director como de los actores y la ambientación, lo que ocurre que teniendo los elementos para haber sido un gran thriller histórico nos tenemos que conformar simplemente con una película entretenida.

Asimismo, y pese a sus limitaciones interpretativas, Tom Cruise consigue una destacable actuación, no cayendo ni en el ridículo ni en el estereotipo (no olvidemos que encarna a un nazi), y mostrándonos a un ser humano que aunque está en el bando equivocado, tiene unas fuertes creencias sobre lo que está bien y lo que está mal, y se da cuenta de las injusticias que realizan el gobierno comandado por Hitler. Incluso la breve presencia del citado genocida en algunas escenas está muy bien conseguida, mostrándonos también a un ser humano antes que a un déspota despiadado (aunque sepamos que lo es). Quizás se pueda echar en cara que pese al reparto y los elementos con los que partía la historia, el film no deja de ser una obra para lucimiento de su actor protagonista; pero pese a un resultado tan sólo pasable (pudiendo haber sido más) sin duda alguna nos encontramos ante un film en donde Cruise intenta demostrar su versatilidad como interprete, al estilo de lo que llevó a cabo en films como Nacido el 4 de julio o Entrevista con el vampiro (ambos con polémica en su época y ambos intentos de Cruise para romper su estereotipo de “niño bonito”). Pese a ello si que hay que reconocer su hegemonia en pantalla, algo que sin duda será criticable por sus detractores.

LO MEJOR: Que durante su primera mitad consiga mantener el interés del espectador y el suspense en los acontecimientos, aún sabiendo de antemano el final de los mismos (a lo que ayudan unos actores brillantes, especialmente los del apartado secundario).

LO PEOR: Un final que (pese a conocido) es llevado a cabo con una solemnidad dramática no tan conseguida como la parte de suspense inicial.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: