The International (Dinero en la sombra)

FICHA TÉCNICA

Título: The International: Dinero en la sombra
Título original: The International
Dirección: Tom Tykwer
País: Estados Unidos, Alemania, Reino Unido
Año: 2009
Duración: 118 min.
Género: Thriller
Reparto: Clive Owen, Naomi Watts, Armin Mueller-Stahl, James Rebhorn, Ulrich Thomsen, Victor Slezak, Jack McGee, Brian F. O’Byrne, Patrick Baladi, Remy Auberjonois, Luca Calvani, Lucian Msamati, Felix Solis, Ty Jones
Guión: Eric Singer
Distribuidora: Sony Pictures Releasing de España
Productora: Mosaic Media Group, Atlas Entertainment, Relativity Media, Rose Line Productions, Siebte Babelsberg Film, Studio Babelsberg
Cásting: Béatrice Kruger, Francine Maisler, Harika Uygur, Kimberly Hope, Michelle Guish
Decorados: Simon-Julien Boucherie
Dirección artística: Kai Koch, Luca Tranchino, Sarah Horton
Director de fotografía: Frank Griebe
Diseño de Producción: Uli Hanisch
Montaje: Mathilde Bonnefoy
Música: Johnny Klimek, Reinhold Heil, Tom Tykwer
Productor: Charles Roven, Charlie Woebcken, Diloy Gülün, Gloria Fan, Henning Molfenter, Lloyd Phillips, Richard Suckle
Productor ejecutivo: Alan Glazer, Jeffrey Lurie, John Woo, Matthew Tolmach, Terence Chang
Vestuario: Ngila Dickson

SINOPSIS

El agente de la Interpol Louis Salinger (Clive Owen) y la agente del distrito de Manhattan Eleanor Whitman (Naomi Watts) está dispuesto a llevar a los tribunales a uno de los bancos más poderosos del mundo, entre cuyas fechorías se encuentran el blanqueo de dinero, el tráfico de armas y el acoso a la clase política. Las investigaciones de Salinger y Whitman les llevan de Nueva York a Estambul, pasando por Berlín y Milán. Cuanto más investigan, más peligro corren sus vidas.

CRÍTICA

La película The international (subtitulada como Dinero en la sombra) parte de una única idea, que es la que defiende a lo largo de todo su metraje, y esta es tan sencilla como que existen bancos que se dedican a todo tipo de operaciones ilegítimas a nivel mundial. La pareja protagonista se encargará de la investigación para intentar desmantelar a uno de ellos. Y no hay más, esa es TODA la historia.

Con semejante argumento había dos opciones, tirar por la acción clásica o decantarse por el thriller político, y el film opta por el camino intermedio, lo que pasa que con resultados irregulares. Por un lado la parte de acción no es la más destacada del argumento, pero sin duda alguna luce bastante bien (entre otras citar la escena del tiroteo en el museo). En ese sentido sin duda alguna hay que destacar la presencia magnética de Clive Owen, actor capaz de dar lo mejor de si mismo incluso en film poco destacables (ver por ejemplo su presencia en la reciente Duplicity con Julia Roberts, donde sin duda alguna era de lo mejorcito de tan decepcionante film).

Pero por contra tenemos la parte “conspiranoica” que se hace demasiado redundante: la entidad bancaria a la que persiguen los protagonistas parece ser omnipresente y omnipotente, dejando con la sensación agridulce (a lo que contribuye también el final) de que ante corporaciones así no hay defensa posible, ya que tienen elementos corruptos por todos los estamentos de la sociedad. La reiteración constante de semejante hecho por diferentes acontecimientos que intentan demostrarlo una y otra vez (conflictos internacionales, asesinatos políticos, etc.) es curiosa en algunos detalles pero provoca cierta distancia por parte del espectador, a lo que se suma que con el actual ambiente de crisis en el que vivimos no es que uno pueda sentirse muy identificado con un film relacionado con bancos, y encima si estos son los malos de la película (aunque también es verdad que en el film llega un punto en el que los chanchullos ya son tantos que también provoca cierta sensación de irrealidad… o eso creo yo, que espero no pecar de inocente).

Pese a esos altibajos entre géneros (el de acción con un resultado más conseguido que el de thriller) la película se deja ver, principalmente por la ya citada labor de Clive Owen (su compañera Naomi Watts aporta sólo un rostro bonito, porque su papel podía haber sido interpretado por cualquier actriz) si bien no acaba dejando la sensación mínima de corrección debido a una historia que no deja de reiterar una y otra vez los mismos conceptos, y una resolución en pantalla como si intentaran hacer un film del estilo de los de la saga de Jason Bourne, pero sin los resultados conseguidos en los citados films protagonizados por Matt Damon.

LO MEJOR: Clive Owen y las escenas de acción, no muchas a lo largo del metraje pero bastante bien resueltas (destacaría en ese sentido principalmente la del tiroteo que sucede en el museo).

LO PEOR: ¿Vivimos en época de crisis y nos vienen a decir que los bancos son los malos? ¡Como si uno no se imaginase ya todos los chanchullos en los que andarán metidos para conseguir los grandes beneficios que consiguen!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: