Archivos para Leonardo Dicaprio

Revolutionary Road de Sam Mendes

Posted in Críticas de películas with tags , , , , on enero 5, 2009 by chacal

FICHA TÉCNICA

Título: Revolutionary Road
Dirección: Sam Mendes
País: Estados Unidos, El Reino Unido
Año: 2008
Duración: 118 min.
Género: Drama
Reparto: Leonardo DiCaprio, Kate Winslet, Kathy Bates, Kathryn Hahn, MIchael Shannon, Zoe Kazan, Ryan Simpkins, Dylan Clark Marshall, Kristen Connolly, David Harbour, Ty Simpkins
Guión: Justin Haythe
Distribuidora: Paramount
Productora: BBC Films, Scott Rudin Productions, DreamWorks Pictures SKG, Neal Street Productions, Evamere Entertainment, Goldcrest Pictures
Cásting: Debra Zane, Ellen Lewis
Decorados: Debra Schutt
Dirección artística: John Kasarda, Nicholas Lundy, Teresa Carriker-Thayer
Diseño de Producción: Kristi Zea
Fotografía: Roger Deakins
Montaje: Tariq Anwar
Música: Thomas Newman
Productor: Bobby Cohen, Gina Amoroso, John Hart, Sam Mendes, Scott Rudin
Productor ejecutivo: David M. Thompson, Henry Fernaine, Marion Rosenberg, Nina Wolarsky, Peter Kalmbach, Pippa Harris
Vestuario: Albert Wolsky

SINOPSIS

Frank Wheeler (Leonardo DiCaprio) y su esposa April (Kate Winslet) son una joven pareja que intenta encontrar la felicidad en una época donde predomina la conformismo, en los suburbios de la Connecticut de los años cincuenta . Atrapados en un mundo lleno de convenciones, ellos sueñan sin fe, mientras las mentiras y las autodecepciones les conducen a unas dramáticas consecuencias.

CRÍTICA

Nadie puede negar el antes y después que hubo tras Titanic. Por encima de una calidad que varía según la valoración de cada uno, estamos hablando de un fenómeno que fue más allá del simplemente cinematográfico, convirtiendo al film en un mito bendecido por 11 Oscars y un record de taquilla aún no alcanzado (pese a que títulos como el reciente El Caballero Oscuro hayan optado a intentarlo). Que parte del éxito de la película de James Cameron se debió al carisma de su pareja protagonista es algo innegable, con lo cual llamó mucho la atención el anuncio de que iban a rodar juntos la presente Revolutionary Road, cuyo estreno sería 11 años después del film que los catapultó al estrellato como pareja romántica. Pero hay que dejar las cosas claras, o para ser más exactos dejar al Titanic aparcado, porque lo que nos encontramos en este caso es algo literalmente diferente.

En Revolutionary Road tenemos a Leonardo DiCaprio y Kate Winslet interpretando a un matrimonio cansado de la vida rutinaria que llevan. El film lo que nos viene a narrar es la fase final de dicha pareja… y claro, contado así, ¿no os suena? Efectivamente es también la base argumental que sustentaba American Beauty, el film por el que se dio a conocer el también director de esta película, Sam Mendes. Las semejanzas empiezan y acaban ahí, porque además Revolutionary Road está ambientada en los años 50 del siglo XX, mientras que American Beauty era contemporánea, pero el hecho de que básicamente coincidan en ese detalle le resta novedad a un producto que, además, simplemente nos narra eso (el progresivo deterioro de la relación de los dos protagonistas), con lo cual las dos horas de duración se hacen demasiado pesadas en según que momentos (¡si ese matrimonio no va a durar que se separen ya y dejen de dar la brasa!).

Asimismo también peca la película de demasiado academicismo: muchas veces se le echan en cara a ciertos films los elementos tan claros que tienen de cara a intentar ser blockbusters taquilleros, pero eso mismo le pasa a según que otros que parecen hechos con tanto formulismo que mismamente es como si estuvieran pidiendo algún Oscar a gritos. ¿Lo conseguirá? ya veremos, ¿lo merece? ni más ni menos que otras películas que han hecho los mismos méritos o más y no hacen tanta ostentación de ellos. Y es que tras acabar de ver la película lo que sin duda uno puede valorar mejor de la misma son las interpretaciones, ambas dignas de nominación porque la química entre DiCaprio y Winslet es innegable: sus disputas en pantalla son sin duda lo más memorable de una película que, por lo demás, vence pero no convence (es moderadamente entretenida… pero tiene los puntos para haber sido mucho más, sin lograrlo).

LO MEJOR: La pareja protagonista, especialmente en las disputas, recreadas con una verosimilitud altamente destacable gracias a la labor actoral de DiCaprio y Winslet.

LO PEOR: Que la progresiva ruptura del matrimonio sea básicamente lo único que nos cuenta la película, provocando altibajos de interés a lo largo del metraje.

Diamante de sangre

Posted in Críticas de películas with tags , , on febrero 9, 2007 by chacal

Ficha técnica

Dirección: EDWARD ZWICK
Intérpretes: LEONARDO DICAPRIO, JENNIFER CONNELLY, DJIMON HOUNSOU, MICHAEL SHEEN, ARNOLD VOSLOO, KAGISO KUYPERS, DAVID HAREWOOD, BASIL WALLACE, JIMI MISTRY, ANTHONY COLEMAN, BENU MABHENA
Guión: CHARLES LEAVITT: basado en un argumento de CHARLES LEAVITT Y C. GABY MITCHELL
Producción: PAULA WEINSTEIN, EDWARD ZWICK, MARSHALL HERSKOVITZ, GRAHAM KING Y GILLIAN GORFIL
Montaje: STEVEN ROSENBLUM
Fotografía: EDUARDO SERRA
Duración: 138 MINUTOS
USA, 2006
DRAMA, ACCIÓN

Sinopsis

Con el caos y la guerra civil que en los años 90 envolvió Sierra Leona como telón de fondo, Diamante de sangre nos cuenta la historia de Danny Archer, un ex mercenario sudafricano, y Solomon Vandy, un pescador de Mende. Ambos hombres son africanos, pero sus historias y sus circunstancias son completamente diferentes. Sus destinos se unen en la búsqueda conjunta para recuperar un diamante rosa, poco común, que puede transformar sus vidas. Mientras se encuentra en prisión por contrabando, Archer se entera de que Solomon, quien fue separado de su familia y obligado a trabajar en minas de diamantes, ha encontrado y escondido la extraordinaria piedra sin pulir. Con la ayuda de Maddy Bowen, una periodista americana cuyo idealismo se ve atenuado por una profunda relación con Archer, los dos hombres emprenden un viaje por territorio rebelde. El viaje, más que una búsqueda por el valioso diamante, podría salvar a la familia de Solomon y dar a Archer la segunda oportunidad que creía que nunca tendría.

Crítica

He leido críticas de esta película que citaban que es tramposa. ¿En que sentido? Bueno, algo parecido a las películas con enfermos: si en ellas siempre se nos presenta a un protagonista con cancer o sida o lo que sea, y se nos muestra lo que lucha con su enfermedad, su ánimo de supervivencia, etc., poniendo a dicho enfermo protagonista casi como si fuera un santo, en “Diamante de sangre” lo que pretenden es que nos sintamos tocados en nuestra conciencia por este conflicto en cuestión y todos los chanchullos que giran a su alrededor (mostrando además a unos protagonistas que son buenas personas, como el personaje de Hounsou; o que aunque sean chanchulleros tienen su poso de honor, como el personaje de DiCaprio; y como ambos se ven metidos en conflictos que, como cita el personaje de Archer en un momento de la historia: “parece que el estado natural de esta gente sea matarse los unos a los otros”).

Pero, ¿es por ello una película tramposa? Yo creo que no. Plantea un problema, el del tráfico de diamantes en paises africanos que sirve para capitalizar a gobiernos que luego gastan esos fondos en armamento que genera guerras indiscriminadas. Y eso en la película creo que está planteado sin tapujos, tal cual (eso si, teniendo en cuenta de que estamos hablando de una producción norteamericana, con los consabidos clichés y tópicos que llevan adjuntos. Este tipo de problema el cine europeo lo hubiera tratado probablemente de manera diferente).

Pese a ello el director Edward Zwick no se corta, mostrando y criticando todo lo que fomenta ese tráfico de diamantes (aunque en la parte final eso le lleva a unos resultados bienintencionados aunque quizás poco creibles). Aún así la película se toma concesiones (como todo lo relacionado con el personaje de Jennifer Connelly, el más tópico del trio protagonista, o la parte final del personaje de DiCaprio) pero pese a ello también a veces parece casi un documental, con un tono crudo y realista (especialmente en lo relacionado con los niños soldado) que verdaderamente te hace pensar que si está basado en hechos reales, al ser humano aún le queda mucho por civilizarse en según que regiones del mundo.

Eso si, el film peca quizás de intentar abarcar mucho (de ahi su excesiva duración de más de dos horas, cuando 120 minutos hubieran ido más que perfectos para lo que nos tiene que contar) lo que hace perder ritmo en ocasiones a la película, especialmente en su último tercio. Aún así funciona perfectamente como film de denuncia, mostrándonos además a un DiCaprio que realiza otra notable actuación tras la que le vimos en “Infiltrados”, y que justifica perfectamente su nominación a los Oscar de este año, así como la de su compañero Hounsou, también realmente notable en su papel. Y por supuesto destacar la fotografía de la película, que nos muestra África de una manera realmente hermosa, tanto en lo que se refiere a paisajes como cuando necesita mostrarnos una batalla, haciéndolo con una crudeza en ocasiones lindante con el documental… o con la misma realidad.

CALIFICACIÓN: ····

LO MEJOR: Leonardo Di Caprio, Djimon Hounsou y la excelente fotografia, que nos muestra África en toda su cruda belleza como hacía tiempo que no se veía en una pantalla de cine (tanto en lo que se refiere a paisajes como a batallas). Y que como film de denuncia, aunque a algunos les pueda parecer manipulador, a mi me convenció.

LO PEOR: Es demasiado larga, de lo cual se resiente el ritmo de la historia.